escorts , serviciodescorts , anuncisclas , masaje , bdsm , Escorts Barcelona , agencia , chicas vip ,

Una tarde lujuriosa, entre amigas. Serviciodescorts

La mejor compañía para una tarde entre amigas.
Alba, Natalia, Julia y Yo Cristina, tus masajistas eróticas y escorts independientes.

Una tarde lujuriosa, entre amigas.

Cuando pasas la mayor parte de tu juventud en un pueblo nada tiene que ver con vivir en una ciudad, los prejuicios no existen, vives en libertad sin cuestionar si lo que haces o dejas de hacer es bueno o malo. Nací en un pueblo a 10 kilómetros de la ciudad, una aldea perdida rodeada de montañas.

Como podía imaginar que mi orientación sexual cambiaría,  como una ráfaga de viento se llevaría todas las creencias familiares.

Ya en la pubertad con 18 años, una chica guapa y sensual, lucía una bella figura.

Sus pechos pequeños como dos puños prietos y sus pezones parecían dos garbanzos que se hacían notar a través de la ropa, las miradas indiscretas de algunos hombres la ruborizaban. Ella no entendía como esas miradas la podían intimidar y al mismo tiempo le gustaba sentir esa energía de atracción, seducción, morbo, lujuria.

 

Jugaba con sus amigas al escondite, a la comba y uno de sus juegos preferidos era hacerse cosquillas, cuando estaban distraídas una a otra metían sus manos en los sobacos, ombligo y costados, así hasta que la risa era tan contagiosa que terminaban rendidas.

 

Pero una tarde cuatro amigas entre sus juegos habituales notaron que esas cosquillas aportaban algo nuevo y entre risas un nuevo sentimiento iba aflorando. Tocando un poco más, acercando sus manos hacia los pechos y esos pequeños pezones ellas se sentían ruborizadas, pero con deseos de seguir, se fueron tocando más, acariciando con masajes en círculo con sumo cuidado y erotismo.

Era tal el placer que alguna cerraba sus ojos y se entregaba a la experiencia, su respiración jadeante y profunda se aceleraba ya no podíamos parar. Y sin quitarnos las braguitas tocábamos nuestro coño mojado, nos masturbamos una a la otra.  Una de mis manos en un coñito chorreando y la otra en un pecho.

Acaso era aquello pecaminoso? O por ese sentimiento éramos unas putas o escorts? Ni por asomo, perdimos un segundo en esa pregunta, solo vivimos el momento.

 

Era la primera vez, que sin saberlo teníamos una experiencia lésbica entre amigas.

Ya no volvimos a repetir otra experiencia así, cada una de nosotras fuimos cogiendo caminos distintos.

 

A veces nos reunimos, y hablamos de nuestras intimidades, pero ese momento ha quedado en el recuerdo y todavía asoma un brillo de complicidad de una tarde llena de lujuria y placer.

 

Unas chicas, compañeras de juegos, unas guapas y jóvenes señoritas descubriendo su sexualidad por primera vez.

La mejor compañía para una tarde entre amigas.

Alba, Natalia, Julia y Yo Cristina, tus masajistas eróticas y escorts independientes.

 

www.serviciodescorts.com

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncios Clasificados

Publicar mi anuncio



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Enlace a Política de cookies

Cerrar